Calle Angulema 7, 01004 Vitoria-Gasteiz

|

Pedir cita

Escríbenos para pedir tu cita.

Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: DENTAL ANGULEMA SL

Finalidad: Dar respuesta a las consultas y/o gestión de citas. Envío de información comercial sobre productos y servicios ofrecidos por el responsable.

Legitimación: Consentimiento del interesado

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el Aviso Legal y Política de privacidad

Odontología conservadora

La odontología conservadora es aquella que procura preservar nuestros dientes, cuando ya tienen algún daño establecido. Utilizamos tratamientos y técnicas enfocadas a la restauración dental. Por lo tanto, se utiliza para conservar piezas dañadas por caries, desgastes o traumatismos.

Odontología conservadora

Técnicas de Odontología Conservadora

Mediante las obturaciones tratamos los dientes afectados por caries o traumatismos. Utilizamos diferentes materiales, pero el más común es el composite, son los conocidos como empastes blancos o del color del diente. Los composites que utilizamos, de última generación, logran mimetizarse perfectamente con el color y la luminosidad del diente, por lo que quedan perfectamente integrados, y no se aprecian a simple vista.

Cuando tenemos una mayor destrucción, debemos realizar una reconstrucción de la pieza afectada.

Una incrustación reproduce la parte del diente destruida o desaparecida. Se diseña y fabrica en laboratorio, y se cementa sobre el diente afectado. Se puede realizar en diferentes materiales, como son el composite o la cerámica. Su calidad y su acabado es superior al de una reconstrucción.

Las coronas se conocen popularmente como “fundas”. Se trata de una restauración de recubrimiento completo del diente afectado, y se realiza en laboratorio.

Se utilizan en dientes muy destruidos o desgastados. Los materiales en que se puede fabricar son muy diversos: cerámica, zirconio, composite, etc.

Una endodoncia o tratamiento de conductos consiste en tratar un diente por dentro. Es lo que comúnmente se conoce como “matar el nervio”.

Se realiza cuando el “nervio” o pulpa dental se ve afectado de manera irrevesible por una caries profunda o un traumatismo. En estos casos debemos desbridar o eliminar este tejido enfermo de la cámara pulpar y de los conductos que discurren por dentro de la raíz. A continuación sellamos ese conducto con un material que impide la entrada y el paso de bacterias a través de la raíz del diente.

Es la única manera de que la infección avance y de lugar a una infección crónica o un flemón, y por tanto, de evitar la extracción del diente afectado.

Como último paso del tratamiento debemos restaurar ese diente afectado mediante una incrustación o una corona.

Para más información, visita el apartado de endodoncias. 

> Ver endodoncias